O pilates clínico como ponto de partida